La luminosidad es el último de los requisitos ambientales del aula de danza. Después de hablar de la música, la intimidad, el orden, la limpieza y el ruido, acabamos con esta sección pedagógica.

La importancia que tiene la luz en el ser humano, tanto desde el punto de vista físico como psicológico, es bien conocida. Por lo tanto, ¿cómo no iba a ser relevante en una disciplina artística que busca crear belleza con el propio cuerpo?

Para poder juzgar si su línea o su técnica son correctas, el bailarín necesita verse. Pero la iluminación afecta incluso a nuestra salud, pues una mala iluminación puede provocar dolor de cabeza.

Lo ideal es que las salas de danza tengan grandes ventanales para que pase la luz y se ventilen. Desgraciadamente, sólo quienes toman clase de día se beneficiarán de la luz y dependiendo dónde vivan… pues la mayoría de los alumnos de danza cuando luce el sol, ¡están  en el colegio!

Así pues, las escuelas debemos hacer hincapié en tener salas bien iluminadas y no sean sombrías. Afortunadamente, hay muchos materiales en el mercado que permiten jugar con la luz para generar el ambiente que se necesite en un omnento determinado.

Personalmente, llevo años trabajando con luminaria fluorescentes combinando luz fría y cálida, lo cual aporta mucha calidez, pues se aproxima a la luz solar. La sensación es muy agradable, porque además, no cansa la vista.

Dimmers

La luminosidad del aula juega varios papeles como ya descubrimos al hablar de la intimidad o de las clases Predanza.

Aunque no es usual en las clases de danza, por mi experiencia, recomiendo un dimmer (regulador de intensidad de luz) porque permite diferentes opciones creando diversidad de clímax.

Centro de Danza Sandra Santa Cruz

Por ejemplo en las clases de stretching o de relajación es muy reconfortante tener menos luz y si las clase son por la noche, no podemos apagar la luz porque no podríamos corregir a los alumnos. También la usaremos con las más pequeñas, pues ofrece muchas posibilidades en las clases de Predanza.

No podemos olvidar que para que los requisitos ambientales realmente puedan disfrutarse, necesitan ineludiblemente de los técnicos. Así pues, piso, espejosbarras adaptados para danza, serán incuestionablemente imprescindibles.

Y con la luminosidad, hemos concluido con todo el material formativo del: aula de danza. Recomendamos tanto al alumnado de danza como a sus padres que lo lean detenidamente, sobre todo, a aquellos que tengan dudas o desconozcan las necesidades de la danza, pues encontrarán mucha información que les ayudará a tomar decisiones en beneficio de la salud de los bailarines.

Se debe tener en cuenta tanto los requisitos técnicos como los ambientales, incuestionablemente, son imprescindibles para el aprendizaje y para que realmente, se pueda disfrutar de las clases.

Puedes conocer nuestro Centro a través de nuestra historia.