Conservatorio Oficial de Danza en Canarias

TIC-TAC, TIC-TAC, TIC-TAC, TIC-TAC…

¿Para cuándo en Canarias?

Cada vez se necesita con más urgencia. Lamentablemente, ¡carecemos de él! Y, a día de hoy, las expectativas no son nada alentadoras.

La inexistencia del Conservatorio Oficial de Danza en Gran Canaria es uno de los grandes retos a los que nos enfrentamos en la isla. Por desgracia, hace más de 40 años que los profesionales preocupados por la calidad de la enseñanza lo pedimos a nuestras instituciones. Queremos un Conservatorio Oficial de Danza que ofrezca formación y proteja a la población del intrusismo laboral en que vive Gran Canaria.

Proyecto Educativo en nuestro Centro

El Centro de Danza Sandra Santa Cruz está dirigido por una licenciada en Danza preocupada por suplir esta importante carencia. Proporciona enseñanza seria y profesional con programación de Conservatorio, adaptada a las necesidades del Centro. Fue el primero en la isla que abrió sus puertas dirigido por una profesora titulada. A día de hoy, la directora sigue impartiendo las clases de todos los niveles, pues considera que la enseñanza de niños y adultos es igual de trascendente.

El objetivo de nuestro trabajo es llevar a cabo una programación de danza en la isla como hacen los Conservatorios en toda España, para ofrecer al alumnado una garantía de enseñanza que le avale, si decidiese salir del archipiélago para estudiar la carrera. El Centro de Danza Sandra Santa Cruz se ha preocupado en más de 30 años de docencia, en ser un centro de prestigio, reconocido por SU CALIDAD DE ENSEÑANZA.

Otra de nuestras insignias es la labor con los más pequeños. Creemos que el aprendizaje a edades tempranas debe contemplarse de manera muy especial, de ahí, que se desarrollase una metodología propia para nuestras clases de Predanza.

El Centro ofrece una enseñanza tanto para amateur como para profesional. Independientemente del camino por el que se decida el alumnado, el objetivo es el mismo. Todos quieren aprender a bailar. Para ello, solo hay una manera de hacerlo sin que provoque lesiones: con una buena técnica, que te permitirá adquirir un buen control corporal; y esto, es extensible a todas las edades, motivo por el cual, mimamos el trabajo y la calidad de enseñanza para todo nuestro alumnado.

Objetivos prioritarios

1. Afianzar el compromiso adquirido como docente hace más de 30 años para fomentar la disciplina y la educación en el Centro.

2. Asumir con responsabilidad y respeto las obligaciones implícitas en la docencia, motivando, valorando y comprendiendo a todo el alumnado. Ellos son los principales protagonistas de estas Enseñanzas, por lo que nos esforzamos para conseguir que desarrollen al máximo sus capacidades técnicas y artísticas.

3. Ofrecer una experiencia escénica de calidad profesional al alumnado, por lo que realiza sus espectáculos en los Teatros punteros de la isla. Aclaramos, que, no se realizan anualmente debido al coste económico que suponen, en el Centro imperará siempre su calidad.

4. Buscar la integración en las clases mediante refuerzos positivos. Animamos a mantener la disciplina en el aula con el fin de descubrir el beneficio que aporta la disciplina del baile para alcanzar metas personales más allá del mundo de la danza, como la constancia y la resiliencia, así como a desarrollar positivamente esta forma de vida para un futuro profesional si se desease.

5. Programar actividades extraescolares que favorezcan y fomenten su desarrollo como bailarines y el crecimiento personal, y, que contribuyan también, a impulsar la difusión del trabajo que se realiza en el Centro.

6. Promover la participación y colaboración de los padres o tutores para contribuir a la mejor consecución de los objetivos educativos y el desarrollo del alumnado.

Muchomasquedanza

Pero si algo define la labor de nuestro Centro durante todos estos años es sin duda, nuestra filosofía “Mucho más que danza”. Si te preguntas que a qué nos referimos… ¡es porque todavía no nos conoces! Nace, realmente, por la inquietud de enseñar en valores y por una preocupación constante en que la danza, sea una herramienta educativa además de artística.

¿Qué es muchomasquedanza?

Aprender con calidad

Aprender bien por el placer de aprender ya es un máximo exponente, pero también, para asegurarte de que construyes futuro. Es prácticamente imposible que un alumno con ocho años sepa que querrá dedicarse profesionalmente a la danza, aunque si espera a los veinte, ¡será tarde! Por eso, es tan importante preocuparse de hacerlo correctamente desde el principio. La calidad de la enseñanza en danza, es algo que debe ser tenida muy en cuenta desde su inicio y así no cerraremos ninguna puerta.

Otro factor importante es el aporte positivo que genera el baile, eso sí, ¡cuando está bien realizado! Mejorarás tu calidad de vida​ a cualquier edad​ ​​(en el Centro enseñamos a partir de 3 años), algunos beneficios son prácticamente inmediatos​ y la duración de los mismos dependerá de a cuáles nos estemos refiriendo.

Ahora bien, por tu propia salud, deberías tener bien claro que en danza trabajamos con tu cuerpo. Si se trata de niños, hay que saber, además, que deben ajustar posturas y rangos de movimiento constantemente ya que se encuentran en pleno desarrollo. Por ello es imprescindible que el profesorado tenga conocimientos de anatomía. Cada persona es diferente. Se debe tener en cuenta sus condiciones físicas y/o sus limitaciones articulares. El profesorado de danza tiene que saber cómo dirigir y hasta dónde debe llegar para sacar lo mejor de cada uno de los alumnos. Llegado a este punto entenderán ahora el porqué es tan importante bailar bien en cualquier faceta del baile.

Fotografía tomada en el Centro de Danza Sandra Santa Cruz de una cogida con una alumna de Predanza II de 6 años

Baile amateur y profesional

Aunque muy diferentes, ambos son enriquecedores para quienes lo practiquen.

A nivel amateur, insistimos en que su formación debe ser lo más amplia y completa posible, ofreciendo incluso prácticas escénicas. Realmente, el escenario es quien hace al bailarín y la magia de las tablas, es una parte fundamental que nos encanta compartir con nuestro alumnado. Compartimos y enseñamos valores al subirse a un escenario. El respeto al público, la satisfacción del trabajo bien realizado, el afán de superación, la resiliencia, adquirir compromiso con tus compañeros al implicarte en los proyectos y la responsabilidad que supone representar una obra.

Los que amamos la danza, vemos con gran tristeza como en Canarias, muchos de nuestros bailarines se ven obligados a emigrar. En pleno siglo XXI, creemos que esto debería ser tan solo una opción. La pasión, ha sido uno de los puntos fuertes de los bailarines canarios cuando salimos fuera de las islas; estamos convencidos, de que seguiremos siendo referentes de sensibilidad y arte.

A nivel profesional, aconsejamos a los bailarines a centrarse en una formación superior. Les brindamos orientación y preparación a pruebas de acceso para los Conservatorios Oficiales de Danza. Fundamentalmente, nos basamos en la programación de cada uno de ellos y también, en las capacidades de cada bailarín en concreto.

Nos sentimos orgullosos de habernos convertido en un gran referente en nuestra isla. El Centro ha formado profesionales que trabajan dentro y fuera de Canarias y que hoy en día son profesores y bailarines que destacan en gran medida por su afán de superación, lo cual implica de alguna manera, ¡seguir difundiendo nuestra labor!