Sandra Santa Cruz_Rodillas en W. Trabajo de anatomía y biomecánica en el Centro de Danza Sandra Santa Cruz

«Sentarse en W» es como se conoce a esta forma de sentarse donde la rodillas claramente dibujan una W en el suelo. Muchísimos niños la hacen de manera inconsciente, sobre todo cuando son muy pequeños, aunque como pueden comprobar, también puede ser practica por los adultos. Pues bien, han de saber que esta postura, ¡no es recomendable debido a la anteversión femoral! Lo aconsejable al sentarse en el suelo es que lo hagamos en «postura de indio», o sea, con las piernas hacia delante y cruzadas. Como si de una película de indios se tratase, puede ser divertido para identificar la postura jugar con los niños a ¡JAU gran jefe!

He escuchado muchísimas «posibles patologías» en niños que se sientan de esta manera. Tras contrastar dicha información con traumatólogos, a parte de la mencionada anteriormente,  lo otro que me confirman es que, sentarse en W puede dar también molestias en el pie.

Para muchos niños, como nuestra querida Sissi (alumna de Predanza II), sentarse en esta postura les resulta bastante cómodo. Llevamos mucho tiempo insistiendo en clase en que no debe hacerla y trabajando la «postura del indio». Simplemente es cuestión de tener mucha paciencia e isistir tantas veces como sea necesario. Piensen que si a esto le sumamos que los niños copian con gran facilidad conductas que ven en sus padres, ya que les resultan familiares, entonces… ¡¡tenemos un serio problema!! Afortunadamente, Sissi ya es consciente de que no se debe sentar en esta posición, lo aprendió en Predanza I, y es ella ahora quien corrije a su mamá cuando la ve hacerla. Y según ambas me explicaron, ésta fue su reacción, al ver a su madre sentada en su casa de esta manera la tarde anterior. 

Sandra Santa Cruz_Rodillas en W. Trabajo de anatomía y biomecánica en el Centro de Danza Sandra Santa Cruz

No cabe la menor duda que los progenitores son el espejo donde nos miramos a diario todos los hijos, aunque en ocasiones, también los padres aprenden cosas positivas y reeducan conductas gracias a sus hijos.

¡¡Muchas gracias Renata por permitirnos publicar estas fotografías y por compartir vuestra historia con todos nosotros!!

Más información aquí.