¡Hazlo tú misma! Sí, sabemos que al principio cuesta, pero con un poco de paciencia y constancia, seguro que no tendrán problemas. Ni dos minutos invertimos, véanlo en nuestro segundo tutorial.

Alba Montañés muestra que hacer un moño no es tan difícil. La finalidad es hacerlo uno mismo en el menor tiempo posible. Habrán observado que Alba se pone primero la redecilla en vez de las horquillas. Esta manera de hacerlo es para bailarinas que ya dominan cómo hacerlo. Cuidado que no es nada recomendable para quienes se inicien.

Si lo hacemos a otras personas, sobre todo a las más pequeñas, quedará mejor sujeto tal como lo explicamos en el nuestro primer tutorial.  Si te planteas el motivo por el que desaconsejamos el método anterior para principiantes, es simplemente porque ¡no les quedará bien formado!

Quiero resaltar que el delicado entramado de las redecillas invisibles, requiere una consideración especial. Se puede apreciar en la fotografía tomada por Yaiza Zerpa del moño de una de nuestras alumnas, Nara Jorge.

Hazlo tu misma. Aprende a hacer un moño con Sandra Santa Cruz.

Y por supuesto, ¡elige una del color de tu pelo! Tal y como nos enseña Sandra Santa Cruz en este moño de una alumna de su Centro de Danza.

Para evitar que se rompa fácilmente, hay que guardarla siempre en su bolsita protectora, así evitaremos que se trabe con cualquier material que tengamos en el bolso.

Truco

Si no quieres romper la redecilla cada vez que deshagas tu moño, ¡recuerda que la redecilla, es lo último que se quita! «Asegúrate» no haber dejado ninguna traba ni horquilla antes de retirar tu redecilla, si no, se enganchará y probablemente se romperá…

Intenta hacértelo tú misma lo antes posible, ¡da igual la edad que tengas! Esa es la finalidad de estos tutoriales, el desarrollo personal del alumnado, así como la autosuficiencia. ¡¡Hazlo tu misma, seguro que, con algo de práctica, podrás conseguirlo!!

Más información.