Tras analizar la situación, la solución es continuar on line y no abrir el Centro por el momento. Al ver que, lamentablemente, no está en nuestras manos el 100 % del control de un regreso seguro a los centros de enseñanza, preferimos esperar. En nuestra opinión quedan aún cabos sueltos sobre la evolución de la pandemia y fundamentalmente, trabajamos con niños. Como consecuencia, hemos decidido continuar con nuestras clases on line hasta el mes de julio y controlar la evolución.

Fachada pintada a tamaño real con la silueta de tres bailarines en diferentes poses y en medio de dos se lee "Cuidado que enganca" y debajo, El Centro de Danza Sandra Santa Cruz permanecerá cerrado y continuará con sus clases on line hasta que sea seguro el regreso a clase.

Para nosotros lo peor, no es tener que mantener nuestras puertas cerradas. Comprobar que parte de la población no es consciente aún del peligro al que expone a otras personas con su irresponsable comportamiento, nos supera. Nos parece ilógico que la experiencia de otros, no sea suficiente para aprender…

El temor de muchos entendidos en la materia, sobre lo que podría suceder tras la vuelta a la normalidad, de no ser llevaba con responsabilidad, por desgracia, ¡está sucediendo!

Las últimas noticias sobre el repunte del coronavirus en China, y el cierre nuevamente de los centros escolares. Lo cual ratifica, que, por motivos de salud, es mejor iniciar las clases presenciales en el Centro de Danza en el mes de septiembre.

En cadena

Si la salud de nuestro alumnado dependiese exclusivamente de nosotros ¡no tendríamos problema! Tristemente, la situación hace que dependa de todos y de cada uno de con quien nos crucemos. Nos apena muchísimo que no sea así…  Así que lo único que se nos ocurre para poder continuar nuestra labor es invitar a quienes no lo hayan hecho todavía se sumen a las clases on line.

Si pensabas matricularte en verano y no conoces nuestra labor, nos apena, ¡nos hubiese encantado! Se nos ocurre compartir este vídeo familiar que diseñamos en plena pandemia para que nuestro alumnado no perdiese flexibilidad.

Esperemos que en breve podamos reincorporarnos con total garantía a las clases presencia.